Explicando como actúa ONDAMED y el campo bioenergético humano

El ser humano es un ser electromagnético, de hecho lo que define a cada uno de nosotros en el infinito del universo es nuestra huella o patrón electromagnético que es único e individual.
¿Qué significa esto? Para aclararlo voy a utilizar un símil que todos podemos entender.
Dentro del espectro electromagnético están las frecuencias audibles y visibles, o lo que es lo mismo el color y el sonido.


Lo que significa que cada ser humano emite una sinfonía de luz, color y sonido que le es propia y singular. lo podríamos definir como nuestra música, una partitura propia de cada uno y que nadie puede repetir.
Dentro de estas partituras propias está claro que hay muchas que se parecen,pero nunca son exactamente iguales. Si hablamos en términos musicales siempre se van a parecer más las personas cuya música sea un Vals entre sí que entre éstas y las que tocan un Rock por ejemplo.
También en términos musicales todos podemos entender que la salud se encuentra en la armonía, la afinación y el ritmo de la orquesta frente a la enfermedad que es un desajuste de dicha armonía que produce disonancia, desafinación o estridencia en la orquesta.
Ya Nikola Tesla, el gran genio del siglo XIX y XX padre de la corriente alterna y muchísimos otros inventos se acercó a este concepto cuando dijo que "para entender el universo hay que pensar en términos de energía, vibración y frecuencia". Lo mismo que sirve para entender el universo sirve para el ser humano.


Y en nuestro lenguaje diario tenemos muchas palabras que definen a las personas con términos que se refieren a estos conceptos: una persona sana y vigorosa es una persona energética, una persona que transmite salud y bienestar a su alrededor es una persona con buena energía o buena vibración o con buena onda. Sin embargo a la persona que está enferma o es antipática, dañina o que siembra discordia, se la define como mala energía, mala vibración, mala onda o como chupador de energía o vampiro energético. (¿Quién no se ha encontrado con uno alguna vez en su vida?)
Si entendemos que la enfermedad es un desajuste energético que lleva a nuestra orquesta (órganos y sistemas orgánicos) a emitir de forma desafinada, está claro que para sanar el sistema tiene que volver a afinarse y armonizarse.


Para ello hay que entender que todo el sistema celular de nuestro cuerpo recibe órdenes trillones de veces por segundo de todo lo que tienen que hacer y estas órdenes se emiten en impulsos electromagnéticos a diferentes frecuencias que como en los ordenadores llegan a su destino en paquetes de electrones que circulan a través de la matriz extracelular que lo conecta todo dentro del cuerpo. Esta matriz es también llamada la matriz viviente.
Cuando el sistema se vuelve inarmónico, las órdenes que se transmiten a las células llegan erróneas y todo el sistema comienza a fallar. ¿Cuál es el orígen de este desarreglo en la armonía? Pueden haber muchos pero generalmente un shock traumático o emocional puede ser el inicio de estos cambios. Las células pueden guardar la memoria de este shock durante mucho tiempo, de hecho es bastante corriente ver personas que sufrieron un trauma durante la infancia que posteriormente en su vida adulta enferman por esa causa.
Tenemos que entender también que nuestros pensamientos y emociones son frecuencias electromagnéticas medibles y que están íntimamente ligadas con órganos del cuerpo, tal y como se expone y entienden las Medicinas Tradicionales más antiguas descritas como son el ayurveda hindú o la medicina tradicional china (MTC). En estas medicinas se contemplan los meridianos como flujos energéticos que pasan por diferentes vórtices situados en el cuerpo y externos al mismo.
También en la medicina oriental se contempla la existencia de los CHAKRAS que son los centros principales de energía que situados en diferentes zonas del cuerpo, emiten luz y color y que conforman nuestro aura, que es el halo de energía que tenemos alrededor de nosotros y ocupa aproximadamente un espacio de entre 50 cms y 1 metro.

La doctora Valerie Hunt una de las grandes investigadoras médicas que dio el siglo XX, descubrió lo que llamó el campo bioenergético humano, un campo electromagnético qué, a diferencia de los campos que produce el corazón, el cerebro o el sistema neuronal, que funcionan en pulsos on-off, es un campo continuo de aproximadamente un tercio de la intensidad en mV de lo que produce un músculo al moverse. Una de las cualidades más importantes de este campo bioenergético es que es único para cada ser humano y está compuesto de luz y color. Además es muchísimo más rápido en respuesta que el sistema nervioso, ya que ella al medirlo se dio cuenta de que antes de que el impulso nervioso llegara a mover un músculo el campo bioenergético ya estaba activado.
La doctora Hunt además fue la primera en demostrar que este campo existe y es medible y así lo hizo en su laboratorio de la Universidad de UCLA en los años ochenta. La Dra Hunt escribió varios libros con toda su experiencia y sabiduría, su acercamiento científico a creencias que se consideran místicas como la existencia de los chakras, los flujos energéticos, el aura, su trabajo con sanadores y maestros de yoga y meditación; lejos de llevarla al descrédito le valió una alta consideración en el mundo de la ciencia.


En este primer vídeo pueden ver imágenes grabadas con una cámara especial donde se puede ver el campo energético humano y sus cambios en la interacción en diferentes circunstancias.




En este segundo vídeo la Dra. Hunt, con más de noventa años de edad habla de un nuevo modelo de ser humano, una entrevista muy interesante que pueden ver con subtítulos en español.


En esta última entrevista, efectuada poco antes de morir con 98 años la Dra Hunt habla sobre el cancer y la sanación bioenergética.
Pero no fue Valerie Hunt la única médico y científico que se dio cuenta de las particularidades bioenergéticas y electromagnéticas del ser humano, hubo muchos que, antes, durante y después de su tiempo ya se dieron cuenta de que la sanación de un ser humano no tenía que ser por métodos químicos y que existe una gran cantidad de patologías cuya respuesta debe ser dada desde la biofísica y la bioenergía del electromagnetismo.
De hecho muchos científicos sacrificaron sus brillantes carreras por las que consiguieron gran reconocimiento cuando empezaron a interesarse por la electricidad y el bioelectromagnetismo, palabras aparentemente tabús para la ciencia médica del siglo XX y que los tachó de ser brujos más que médicos, llevándoles al descrédito en el mejor de los casos y a prisión o el exilio en los peores.
Nikola Tesla, por ejemplo ya a finales del siglo XIX inventó las bobinas de Tesla y previó que con ellas se podrían tratar la mayoría de enfermedades. Por supuesto que nadie le hizo caso y sus inventos cayeron en el olvido o sus patentes desaparecidas o simplemente ocultadas, pero claro Nikola Tesla quería dar energía eléctrica sin cables y gratis a la humanidad, lo que per sé ya es un peligro para el sistema. Murió pobre y solo en 1943, lo encontraron en una habitación de hotel, curiosamente el gobierno de Estados Unidos incautó todos los documentos de sus investigaciones. Tras un largo pleito la familia y el gobierno yugoslavo consiguieron recuperar una parte de sus pertenencias que hoy en día están expuestas en el Museo Nikola Tesla, en Belgrado.61


En los años treinta otro científico loco amante del mundo del electromagnetismo y de la resonancia magnética, el Dr Royal Raymond Rife, inventó el primer microscopio que fue capaz de captar un virus vivo. lo hizo utilizando múltiples espejos que desviaban la luz y lo consiguió sintonizando la frecuencia vibratoria en el espectro de luz. Sus investigaciones en estos campos le llevaron a crear una máquina de frecuencias electromagnéticas capaz de curar cualquier tipo de cáncer. Su historia es absolutamente demencial y rocambolesca y como está escrita, simplemente les dejo este enlace para que puedan leerla entera y juzguen ustedes mismos como funciona el establishment cuando ve peligrar su estatus.



Royal Rife con el microscopio que le hizo famoso


Reunión de la AMA (American Medical Asociation) en 1934 en la que se proclamó la cura definitiva del cáncer con el aparato de frecuencias electromagnéticas inventado por el doctor Rife y que curó con éxito el 100% de 16 casos de cáncer terminales.
Mientras tanto en París, Georges Lakhovsky, otro genio de origen polaco se daba cuenta de que el ser humano está afectado intimamente por radiaciones débiles unas provenientes del suelo (frecuencias de resonancia de Schumann) y otras provenientes de lo alto en forma de radiaciones solares. Para Lakhovsky Mientras que todas las células del organismo vibraran de forma armónica y en consonancia con dichas radiaciones, el ser vivo mostraría un estado de vitalidad y bienestar. Cualquier cambio en la frecuencia de resonancia celular, resultaría en un tipo u otro de enfermedad, o lo que es lo mismo, desequilibrio






Siguiendo sus investigaciones, determinó que dicha pérdida de la propia frecuencia de oscilación celular podía ser corregida si se irradiaba una forma especial de energía, a la frecuencia original de la célula. En ese caso, la célula reconocía la frecuencia irradiada como su propia frecuencia de oscilación natural y volvía a resonar a dicha frecuencia, recuperando así la vitalidad perdida.
Lo curioso es que después de demostrar el funcionamiento de su aparato curando varios cáncer terminales, murió en 1942 atropellado por una limusina en Nueva York. La revista Discovery Salud le dedicó un artículo muy interesante 
Afortunadamente hoy en día aún se puede ver su invento que otros han continuado, como se puede ver en el siguiente vídeo:



Pero no fueron los únicos que se dieron cuenta de que el ser humano es un ser electromagnético y que enferma cuando se pierde la armonía en sus vibración, han sido muchos en diferentes épocas, casi todos fueron maltratados por la ciencia oficial, centrada en una medicina invasiva y cuya base fundamental es la industria farmacéutica.
Pero al mismo tiempo que Lakhovsky, también trabajaban en París dos doctores, los profesores  Charles Laville y Jean Bader, que también estudiaban los fenómenos electricos dentro de los seres humanos y la forma en que las enfermedades alteraban dicha electricidad. Llegando a la conclusión de que la mayoría de los trastornos físicos se deben a trastornos eléctricos
Eso explica que las sobrecargas eléctricas positivas, impuestas por el exterior, se vuelven patógenas desde que el organismo no es capaz de utilizarlas o evacuarlas. El Pr. Charles Laville escribe en 1928 "el buen equilibrio y la salud de los tejidos orgánicos pasan por la conservación de la electro-negatividad de la sangre".
Los perjuicios debidos a esta sobrecarga eléctrica positiva son responsables de muchos dolores, reumatismos, insomnios, estrés...
A partir de 1930, los estudios de Laville pusieron en evidencia la necesidad de neutralizar esas cargas, gracias a las ondas eléctricas negativas. Hablamos desde entonces de proceso de "Negativación".
Junto con el concepto de negativación eléctrica, aparecen los de "earthing" o toma de tierra como terapia para contrarrestar el exceso de radicales libres o cargas positivas dentro del cuerpo. A través de las plantas de los pies descalzos caminando sobre césped, arena o tierra se absorben cargas eléctricas negativas que captan los radicales libres y liberan el exceso de positividad en el cuerpo. También existen aparato que producen este efecto de forma muy efectiva.


imagen de aparato de earthing para reducir los radicales libres. 

La Doctora Hulda Clark  autora de muchísimas investigaciones acerca del cancer, publicó varios libros sobre tratamiento para todos los cánceres que ella achacaba a un parásito intestinal: el Fasciolopsis Buskii. Aquí les dejo una interesante entrevista con ella que hizo la revista Discovery Salud en la que se habla de su propuesta como tratamiento para el cáncer.
Lo interesante para este artículo de las propuestas de Hulda Clark es que ella siguió con las investigaciones de los microorganismos y sus frecuencias vibratorias iniciadas por Royal Rife  e inventó un aparato: el ZAPPER que emite frecuencias electromagnéticas para desactivar y para destruir microorganismos.
Pero la pregunta importante era ¿podrá destruirse algún día las células cancerígenas desde fuera y sin dañar las células sanas? La respuesta es que sí, que lo mismo que hizo en su momento Royal Rife, se ha vuelto a repetir en laboratorio y se ha podido filmar. Pero lo curioso de esta maravillosa historia es que los científicos estaban estancados tras meses de investigación probando miles de frecuencias sin conseguir resultados. Sabían que la respuesta estaba ahí, pero no eran capaces de encontrarla y entonces se les ocurrió una idea brillante, llamar a una nueva persona para que se añadiera al experimento. Y aquí entroncamos con el inicio de este artículo cuando trato de explicar que todo forma parte de una sinfonía de luz y sonido. No llamaron a un científico, llamaron a un músico, un director de orquesta muy implicado en la lucha contra el cáncer infantil y el explica en este video lo que fueron capaces de lograr. Pueden verlo con subtítulos en español en esta conferencia TED



Pero por supuesto han habido muchos, muchísimos científicos, muchos de ellos tratados de locos o desacreditados por sus investigaciones y sus creencias de que las enfermedades no tienen que ser tratadas de la forma convencional sino desde un punto de vista de desarreglo de la energía y buscando una repolarización del organismo.
Abert Szent-Györgyi fue galardonado con el Premio Nobel de medicina en 1937 por sus investigaciones en los procesos de combustión biológica y en especial por el descubrimiento de la vitamina C. Él dijo algo que no debería haber pasado por alto el mundo de la medicina: "La vida se produce en procesos demasiado rápidos y sutiles como para ser explicada por movimientos lentos como son las reacciones químicas y los impulsos nerviosos". 


Y añadió un nuevo entendimiento de la enfermedad diciendo que la enfermedad comienza a nivel de las células pues los átomos no enferman. Y siguió diciendo que las proteínas son el nivel en el que se produce el drama de la vida. Los actores no son más que pequeñas y altamente móviles y veloces unidades como son los protones y electrones.
Seguramente hubiera sido el primero en aplaudir las investigaciones de Valerie Hunt unos años más tarde y que dieron lugar al entendimiento de lo que es el campo bioenergético humano y la matriz viviente. Pero quizás para entender un poco mejor lo que es la matriz viviente pueden ver este fantástico vídeo que va desgranando con científicos y médicos lo que es la matriz y cómo nos afecta.



Si logramos entender el concepto de que nuestro cuerpo físico es sólo una parte de lo que somos, que nuestros pensamientos, emociones y creencias son una parte fundamental de nuestra esencia y que básicamente toda la comunicación intercelular se produce (como en los ordenadores) en paquetes de electrones que vibran a diferentes frecuencias, quizás entonces seamos capaces de entender que en realidad lo que nos hace únicos e individuales como seres humanos es nuestro patrón electromagnético.
Porque el ser humano es básicamente un ser electromagnético que produce una sinfonía de diferentes frecuencias que incluyen luz, color y sonido que funcionan dentro de una coherencia y armonía. Cuando como en una orquesta, un órgano (instrumento), desafina toda la orquesta termina desafinando y en el cuerpo físico se traduce como enfermedad. Esta enfermedad empieza a nivel celular como ya he descrito, luego las órdenes que está recibiendo la célula son erróneas, lo que quiere decir que el que nuestra orquesta desafine produce señales inarmónicas en los paquetes de electrones que son los mensajeros que llevan las órdenes a dichas células.
Existen equipos médicos muy especiales como lo es ONDAMED que es capaz de introducir de forma muy sutil todas las señales a frecuencias vibratoriasque se producen en nuestro cuerpo energético con sus diferentes armónicos. El impacto que dichas señales, a pesar de ser muy sutiles, provocan una respuesta física que podemos detectar a través del pulso radial del paciente (sistema vascular autónomo o VAS), esta respuesta se produce exactamente en las frecuencias en las que el paciente está inarmónico y que corresponden a órganos donde la energía está distorsionando y hay bloqueo emocional. También como en la música cuando está desafinada, si introduces un instrumento nuevo en la orquesta que aporte armonía, se logra que todos los instrumentos la sigan y se cambia de inarmónico a armónico. Aunque sea la misma orquesta y sea la misma música.




Reconozco que es mucho más complicado de explicar que el experimentarlo, cientos de miles de paciente han probado esta tecnología en todo el mundo con éxito en los más variados estados de salud, patologías y síntomas. Aunque ciertamente y como en todos los métodos de terapia, hay casos que no son tratables, en general la respuesta a las terapias electromagnéticas de ONDAMED son muy altas por encima del 90% de pacientes encuentra resultados positivos en pocas sesiones.


Aplicaciones de uso más normales de Ondamed

Aplicaciones sencillas en casos agudos de:
Lesiones
inflamación
Infecciones
Hallazgo y estimulación de las disfunciones subyacentes responsables de enfermedades crónicas como:
  • Alergias
  • Asma
  • Depresión
  • Procesos inflamatorios
  • Problemas funcionales
  • Deficiencias inmunológicas
  • Síndromes de Dolor
  • Columna vertebral y articulaciones
  • Curación de Heridas
  • infección
Además tiene un efecto rápido sobre el estrés y la ansiedad, ayudando a recuperar patrones de sueño y a revitalizar el organismo.




Si quiere información sobre aparatos y donde puede tomar sesiones, contactenos estaremos encantados de servirles de ayuda.

Juan Carlos Domínguez Siemens
Terapias Electromagnéticas
info@temag.es
Tf: +34 928208525
Móvil y whatsapp: +34 622898063


Agua hidrogenada un sencillo pero potente método ANTIOXIDANTE

¿Bebes sólo para quitarte la sed? Necesitas saber que existe una manera muy sencilla y eficaz de convertir el agua que bebes en un fuerte antioxidante.

Si eres de aquellos que todavía piensan que la mejor agua que puedes beber es la de una buena marca que te venden en el supermercado en botella o garrafa de plástico, te interesa leer este artículo.

El agua sigue siendo el elemento más sorprendente de la naturaleza y a pesar de lo que podamos pensar o conocer, sigue siendo un misterio en cuanto a sus propiedades y los beneficios que puede aportar a nuestro organismo, cuanto más se investiga sobre ella más se sorprenden los investigadores.
Sabemos que el agua es un elemento imprescindible en nuestras vidas por múltiples motivos:

  • Podemos pasar mucho tiempo sin comer pero muy poco sin beber.
  • Dependiendo de múltiples factores, entre el 65% y el 85% de nuestro cuerpo es agua.
  • Cada 2 semanas reemplazamos toda el agua de nuestro cuerpo
  • El agua es nuestro mar interior en el que se producen la mayor parte de las reacciones bioquímicas.
  • Es el principal componente de nuestra sangre. Es el medio y el vehículo por el que circulan los nutrientes y los deshechos de nuestras células.


 Por ello debemos cuidar de nuestro mar interior, y prestar mucha más atención a las propiedades de los líquidos que ingerimos: debemos beber agua saludable.
El agua del grifo puede tener mejor o peor sabor, puede variar por su grado de dureza, y contener cierta cantidad de sustancias no deseables. Y es muy sencillo mejorarla, partiendo de una correcta filtración mediante un equipo de osmosis inversa de calidad, y continuando por la vitalización, alcalinización e hidrogenación de la misma, convirtiéndola en un agua con unas propiedades muy interesantes, entre las que destacaríamos su potente poder antioxidante.

Y para comprender mejor cuales son los beneficios que nos puede ofrecer un agua hidrogenada antioxidante, primero debemos conocer qué son y cómo actúan los radicales libres en nuestro cuerpo.
Los radicales libres son moléculas inestables que roban electrones de otras moléculas dentro de las células causando un daño celular.
Por lo general, debido a nuestro estilo de vida actual y a nuestro entorno (contaminación ambiental, radiación, rayos UV, campos electromagnéticos, falta de sueño, drogas, alcohol, tabaco, exceso de medicación, estrés, ….), solemos producir una excesiva cantidad de radicales libres. Los radicales libres son necesarios, pero una cantidad excesiva de ellos nos oxida de forma desmesurada, causando daños irreversibles, dado que tienen una enorme incidencia sobre el envejecimiento y se les atribuye el papel de ser el origen de multitud de enfermedades.


Por lo tanto, debemos evitar todo aquello que favorezca su proliferación, y con ello prevenir que se produzca una excesiva oxidación celular. Para conseguirlo, debemos complementar nuestra dieta con antioxidantes. El hidrógeno, como veremos en detalle a continuación, es el antioxidante más efectivo que conocemos.
En el año 2007 Shigeo Ohta, miembro del Departamento de Bioquímica y Biología Celular del Institute of Development and Aging Sciences de Kanagawa (Japón) publicó, en la prestigiosa revista Science, un trabajo donde explicaba cómo el hidrógeno actúa terapéuticamente como antioxidante mediante la reducción selectiva de radicales de oxígeno citotóxicos.
Albert Szent-Gyorgyi (Premio Nobel y descubridor de la vitamina C) también descubrió el hidrógeno ‘activo’, al que le atribuyó las siguientes propiedades:
“Es el combustible por excelencia, y el mensajero químico más importante de cualquier célula viva”. “Enlazar el hidrógeno con una molécula significa darle energía”. “El electrón adicional es cedido a los radicales libres haciéndolos inofensivos”.
Se ha estudiado el potencial terapéutico del hidrógeno molecular en más de 170 enfermedades en humanos y animales, y prácticamente en cualquier órgano del ser humano. Sus propiedades terapéuticas ya han sido objeto de estudio en cientos de trabajos de investigación (muchos de ellos se pueden encontrar en (www.molecularhydrogenstudies.com). Entre sus propiedades fundamentales cabría destacar las siguientes:
  • No solamente actúa como antioxidante sino también como antiinflamatorio y antialérgico.
  • Protege el ADN y los telómeros, que están asociados a nuestra longevidad.
  • No interfiere en las reacciones redox del metabolismo ni en la señalización celular.
  • Contribuye a equilibrar la relación ácido-base del cuerpo.
  • Mejora la condición de la piel.
  • Contribuye a controlar los niveles elevados de colesterol “malo” y triglicéridos.
  • Aumenta la energía, la claridad mental y la atención.
  • Mejora el metabolismo y ayuda a mantener el movimiento de los intestinos.
  • Mejora el rendimiento deportivo. Es el mejor combustible para nuestras células. Las mitocondrias (los motores de nuestras células) lo emplean para producir la energía (ATP).
  • Alivia el dolor muscular y articular. Acorta el tiempo de recuperación.
  • Puede ayudar a mejorar la circulación sanguínea y a regular la tensión arterial.
Comparado con otros antioxidantes, sabemos que el hidrógeno es la molécula más pequeña que existe, y por ello es el único antioxidante capaz de atravesar con tremenda facilidad los vasos sanguíneos, las paredes de las células hasta llegar al núcleo, e incluso la barrera hematoencefálica y llegar al cerebro. Por este último motivo, también se le suele denominar el antioxidante cerebral.

Además podríamos destacar las siguientes ventajas adicionales del hidrógeno:
  • Actúa selectivamente frente a los radicales libres.
  • No se convierte en radical libre tras donar el electrón.
  • No presenta una capacidad antioxidante excesiva que pudiera interferir en la señalización celular o la regulación genética.
  • No tiene efectos secundarios a altas dosis.
Existen diferentes opciones para aportar hidrógeno a nuestro cuerpo, pero la más fácil, práctica y económica para el uso doméstico es bebiendo agua hidrogenada.
El agua enriquecida con hidrógeno por medio de electrólisis es un potente antioxidante, dado que presenta un potencial redox muy negativo, y está cargada de hidrógeno activo.
Al norte de la India, en las estribaciones de los montes Himalaya, reside la mítica tribu de los Hunza. Poco se oye hablar de ellos, pero un pueblo increíblemente saludable y longevo, pues atesoran un promedio de vida de 100 años (muchos alcanzan a vivir hasta los 130 años).
Entre los factores más importantes a los que se les atribuye el que gocen de tan buena salud y longevidad, se encuentra sin duda la peculiar agua que beben. Se trata de agua de glaciar de las montañas de Hunza. El Dr. Henri Coanda, científico ganador del Premio Nobel, tras estudiar el agua del valle Hunza, descubrió que tenía una viscosidad diferente, con un pH alcalino, altos niveles de hidrógeno activo, potencial redox negativo y un contenido elevado de mineral coloidal.

Durante más de medio siglo, los japoneses y coreanos han trabajado arduamente en el desarrollo de tecnologías que, por medio sistemas avanzados de electrólisis, consiguiendo obtener probablemente el agua más saludable que el ser humano pueda tomar con las siguientes características (muy similar a la de los glaciares de Hunza):
  • Elevado contenido de hidrógeno activo disuelto.
  • Potencial de oxidación reducción (redox) muy negativo.
  • Estructura molecular pequeña y hexagonal (la mejor y más natural) que le confiere una viscosidad diferente.
  • pH alcalino
En países como Japón y Corea del Sur, donde nos llevan años de ventaja en este campo, podemos encontrar cada vez más soluciones diferentes que apuestan por enriquecer el agua con hidrógeno. Desde hace un tiempo, en estos países, incluso, podemos encontrar agua hidrogenada envasada en lineales de supermercado o máquinas expendedoras. Aunque el volumen de venta de este tipo de agua se está contrayendo como consecuencia del desarrollo de soluciones domésticas capaces producir agua con un elevado contenido de hidrógeno por medio de la electrólisis,  de una manera higiénica, fácil y rápida: los hidrogenadores de agua.


No debemos confundir los hidrogenadores de agua con los ionizadores de agua, puesto que mientras que los primeros cuentan con un sistema único de electrólisis y membrana de separación de gases, capaces de producir un elevado contenido de hidrógeno disuelto sin apenas variar el pH del agua, los ionizadores únicamente son capaces de producir una pequeña cantidad de hidrógeno elevando el pH, y sólo obtienen un contenido aceptable de hidrógeno cuando aumentan el pH del agua por encima de 9,5 (la cual se desaconseja para el consumo y suele tener un sabor desagradable). Además, el contenido de hidrógeno siempre debe medirse con un líquido reactivo específico para tal fin o con un dispositivo medidor de hidrógeno en ppb (partes por billón), no con un medidor de ORP o Potencial Redox, que viene siendo la práctica habitual, y cuyos valores de ORP pueden ser muy negativos por el simple hecho de haber elevado el pH del agua, sin que ello signifique que esta contenga una elevada cantidad de hidrógeno.
Los hidrogenadores de agua pueden, perfectamente, enriquecer con un alto contenido de hidrógeno agua de mineralización muy débil (p. ej. agua osmotizada) e incluso agua destilada, dado que no necesitan los minerales o electrolitos del agua para el proceso de hidrogenación. Su membrana separa el gas hidrógeno del resto de gases. Sin embargo la membrana de un ionizador separa fundamentalmente minerales o electrolitos (ácidos y alcalinos) proporcionando así varios tipos de agua de diferente pH. Por ello los ionizadores requieren que el agua contenga cierta cantidad de minerales disueltos.
Antes de comprar este tipo de tecnologías para uso domestico o personal, hemos de asegurarnos de que realmente se trate de un hidrogenador de agua, saber cuál es su calidad y país de fabricación (tanto Corea como Japón cuentan con amplia experiencia desarrollando y fabricando este tipo de tecnologías), el tiempo que requiere para hidrogenar el agua (los más avanzados la hidrogenan en tiempo real, con tan solo pulsar un botón), que cuente con una membrana de intercambio de protones (PEM en inglés) de calidad, que separe correctamente los gases, y que cuente con un buen servicio técnico en nuestro país. Por lo tanto, dado que vamos a emplear estos dispositivos para tratar el agua que posteriormente vamos a beber, será muy aconsejable huir de los equipos baratos y/o de procedencia dudosa.

Por último, y no por ello menos importante, recordar cualquier proceso de vitalización, alcalinización e hidrogenación sólo tiene sentido realizarlo con agua correctamente filtrada, es decir, que primero eliminamos todo lo que pueda contener el agua que pueda perjudicarnos, para luego aportarle todo lo que puede aportarle propiedades beneficiosas. Y en este sentido, debemos tener en cuenta que, en aquellas zonas donde contemos con un elevado contenido de cal en el agua (agua dura o muy dura), deberemos contar con un equipo de descalcificación y/o de osmosis inversa para conseguir una reducción considerable de su dureza, y la eliminación de la mayor parte de las sustancias nocivas que pueda contener el agua de la red antes de que esta pase al hidrogenador.
Francisco Oliver
www.hidrolux.com
Para información en Canarias contactar con:
Juan Carlos Domínguez Siemens
Tf: 622898063


Testimonio paciente Terapias Electromagnéticas

Testimonio de una clienta que ha sido tratada por una dolorosa protusión cervical con rectificación de columna. En este caso concreto se utilizó ONDAMED para resolver problemas emocionales y estrés y mejorar el estado de relajación. Posteriormente se añadieron 10 sesiones de acupuntura láser con Laserneedle para mejora de sintomatología, dolor y contractura muscular.  Los resultados nos lo cuenta ella misma. Si quieres información sobre equipos y tratamiento puedes contactarnos en el tf +34 928208525 o en el email info@temag.es



Campo electromagnético en la regeneración del tejido de control, dolor pélvico, neuroinflamación y modulación de células no neuronales.




Resumen

En la literatura científica, los campos magnéticos se utilizan tanto en la ciencia básica como en la investigación clínica. A menudo se utilizan para tratar el dolor y los trastornos neuro-inflamatorios gracias a su influencia en las respuestas celulares.



Nuestro proyecto nació del apoyo regenerativo que queríamos dar a aquellas enfermedades caracterizadas por neuro-inflamación, lesión nerviosa, trastornos de los músculos y tejidos que pueden transformar el síntoma (por ejemplo dolor pélvico neuropático) en la enfermedad.

En este estudio, se examinó la acción de los campos electromagnéticos pulsados ​​(PEMF) sobre la regeneración de lesiones cutáneas y la repetitiva estimulación magnética transpélvica (rTPMS) en pacientes afectados por incontinencia y problemas posquirúrgicos, disfunción sexual y dolor pélvico.

En rTPMS para la incontinencia urinaria postquirúrgica, se inscribieron 40 pacientes afectados por incontinencia urinaria postquirúrgica. Veinte pacientes (post-prostatectomía) fueron tratados con rTPMS y 20 con terapias convencionales.



En PEMF para la regeneración del tejido de la piel, 50 pacientes afectados por diversos tipos de lesiones cutáneas (70% de lesiones vasculares de piernas bajas) fueron tratados con campos electromagnéticos pulsados ​​dos veces por semana y posteriormente con tratamiento domiciliario dos veces por día. 



En el estudio de rTPMS, los resultados se evaluaron después de 3 meses. En 10 pacientes (7 post prostatectomía, 3 cistouretrocele) que se sometieron a 18 sesiones, dos veces a la semana, se registró una mejoría de la incontinencia en el 75% de los casos con cumplimiento del paciente y la calidad de vida hasta el 100%.



Utilizando PEMFs para la regeneración del tejido cutáneo, tras 3 meses de tratamiento con protocolo AIMED, se alcanzó una reducción del 50% del área de lesión en el 60% de los casos; El 35% de los casos sanaron completamente.

El uso de rTPMS permite entrenar a los músculos para responder adecuadamente al estímulo inflamatorio que causa déficit de acomodación muscular con contractilidad alterada o contractura dolorosa espástica en el distrito pélvico. También estimula una serie de fenómenos regenerativos debido a la acción de las ondas magnéticas de alta intensidad sobre la membrana celular y el citoplasma, especialmente en los mastocitos, que parecen tener un papel fundamental en la determinación del dolor de la pelvis.

Los campos magnéticos para el tratamiento de las lesiones cutáneas, que se aplican cíclicamente con otros métodos operativos del protocolo AIMED, confirmaron los datos de la literatura, con un grupo tratado de 50 pacientes.

COCLUSIÓN

El uso de campos magnéticos abre nuevos escenarios para la medicina regenerativa, ya que la célula podría prestarse a un proceso de auto-sanación si recibe información específica.

Aragona SE1, Mereghetti G1, Gianazza G1, Salsa A1, Gianazza G1, Lotti J2, Vosa A3, Lotti T4, Canavesi E1.



1
Regenerative Medicine Centre, Humanitas Mater Domini, Castellanza, Varese, Italy.
2
Department of Nuclear, Subnuclear and Radiation Physics, University of Rome "G. Marconi", Rome, Italy.
3
Department of Emergency Humanitas, Rozzano, Milano, Italy.
4
Chair of Dermatology, CSRMR, University of Rome "G. Marconi", Rome, Italy.